¿Qué es la sarcoma?


El cáncer es una enfermedad que afecta a millones de personas a nivel mundial, la aparición del mismo proviene de infinidad de causas y atacan cualquier órgano del cuerpo llegando a propagarse si no es tratado a tiempo. Todos los medicamentos para el sarcoma los puedes encontrar en Farmacia San Pablo.

Uno de estos tipos de cáncer son los sarcomas los cuales se originan en células del tejido conjuntivo es decir aquellos que sirven para darle forma a la estructura del cuerpo humano y sus órganos.

Las cuales se distribuyen en grasa, musculo, vasos sanguíneos, cartílagos, huesos entre otros; hasta ahora los sarcomas están divididos en dos grupos los que son de naturaleza ósea conocidos como osteosarcoma y los que afectan las partes blandas.

Los Sarcomas de Partes Blandas

Este tipo de anomalías son considerados como tumores malignos y afectan todas las partes blandas del cuerpo excluyendo el hueso y el cartílago, entre sus lugares de preferencia tenemos los tejidos grasos, tendones, vasos sanguíneos, nervios y demás tejidos profundos de la piel.

Los lugares donde se manifiestan con regularidad son piernas y brazos aunque hay casos poco comunes como el tronco, cabeza, órganos internos entre otros.

Causas

Sus orígenes son desconocidos o mejor dicho no hay una fuente específica que lo determine ya que no están relacionadas a un factor de riesgo que se pueda determinar. Sin embargo, hay ciertos patrones que se cumplen casi en su totalidad.

  • Enfermedades raras hereditarias: en este caso los sarcomas están vinculados a padecimientos como la neurofibromatosis y la enfermedad de Von Recklinghausen.
  • Pacientes con antecedentes de radioterapia: si alguna persona ya pasó por este tipo de tratamiento el riesgo de desarrollo del sarcoma es más alto porque adquiere mayor resistencia al tratamiento.

Síntomas


La manera de detectarlo es sencilla porque se manifiesta mediante una masa de tejido blando que se puede palpar, una vez su presencia debe ir al médico para un diagnostico adecuado ya que, aunque no ofrece signos de alguna infección y no proporcionar dolor los mismos pueden llegar a aumentar considerablemente.

Y a mayor tamaño el dolor es más intenso porque la masa en si está presionando las terminaciones nerviosas o también los músculos.

El detalle se encuentra en que, aunque son detectados a tiempo se pueden camuflar como benignos por retrasos en su respectivo diagnostico, situación que genera tratamientos inadecuados para la cura.

En tal caso los especialistas han determinado una serie de pistas para detectar la presencia de sarcomas: tamaño que superen los 5 cm, crecimiento muy rápido y localización en lugares profundos.

Prevención

Hasta los momentos como se ha dicho en el espacio anterior los que más riesgos tienen de padecer de sarcomas son aquellos que pueden sufrir por herencia enfermedades raras como por ejemplo la esclerosis tuberosa.

Indiferente a esto en una persona ajena a este tipo de anomalías es más difícil establecer si puede sufrir o no de este tipo de tumor porque no se sabe a ciencia cierta que puede producirla.

Tratamientos

Si el sarcoma no presenta metástasis se aplica cirugía la cual puede ser amplia que deja el órgano libre de tumor o en su defecto radical la cual al ser más extrema conlleva a la amputación del órgano afectado.