¿Qué es la rabia?


La rabia, aunque es una enfermedad que se origina dentro de los perros también afecta a los seres humanos llevando al fallecimiento a un promedio de 60000 personas anualmente.

Este tipo de dolencia es conocida por atacar el sistema nervioso central de los perros incluyendo al hombre, el virus encargado de esta enfermedad se encuentra en la saliva del animal afectado.

No hay un tiempo definido para el periodo de incubación ya que puede ser tanto de días como de meses, lo que se tiene conocimiento a ciencia cierta es que la enfermedad es mortal.

Lugares con mayor tendencia de propagación


Aunque no lo creas la rabia es una enfermedad mortal que afecta dos de las terceras partes de los países del mundo, especialmente en lugares considerados como zonas endémicas.

Como son en África y Asia poseyendo un alto grado de mortalidad esto se debe a una falta de control del consumo de pastillas de metformina para bajar de peso en poco tiempo.

El perro se convierte en el principal portador del virus y su método de transmisión se realiza ya sea mediante la saliva o en su mayor defecto con una mordedura.

¿Cómo detener la rabia canina en el ser humano?


Hay varias formas de prevenir esta enfermedad o mantener un control para evitar la propagación de la infección:

  • Campañas de vacunación a los perros principalmente en zonas donde hay mayores probabilidades de infección.
  • Si has sido mordido por un perro tenga o no rabia se le debe aplicar la vacuna correspondiente para evitar infección.

Si eres de los que fuiste mordido y no has sido vacunado lo primero es ir inmediatamente al centro de sanidad correspondiente y tratar de mantener al animal para que pueda ser analizado.
No auto tratarse sino dejar que el médico limpie la herida con agua y jabón para que arrastre el sucio provocada de la lesión con la presión necesaria para así quitar el virus.

Síntomas de la rabia


Si eres mordido o arañado por un animal infectado los síntomas no son inmediatos lo normal es que surjan tres meses después, aunque existen casos donde se de a la semana e incluso años.

Sin embargo, existen patrones que pueden dar la sensación de que puedes estar infectado y estos aparecen a los diez días como lo son:

  • Fiebre con escalofríos.
  • Una picazón en el lugar de la mordida o arañazo.
  • Hormigueo en la zona afectada.
  • Dolores musculares y en las articulaciones.
  • Cansancio y fatiga.

Si no es tratada a tiempo la misma ataca directamente al cerebro siendo más peligrosa para la persona infectada porque puede recaer en enfermedades que afecten al mismo como encefalitis.

Incluso hay casos de inflamación del cerebro, dificultad para dormir, ansiedad, delirios, tendencia a la violencia sin una razón aparente, espasmos musculares y convulsiones.

Los casos más extremos que ocurren cuando te llevan a una parálisis muscular seguido más delante de que el paciente caiga en un estado de coma unido a convulsiones y dificultades respiratorias que conllevarán a un paro cardiorespiratorio finalizando en la inminente muerte.