Los síndromes más raros del mundo


Muchas veces el manejar el término de enfermedades raras nos da la sensación de que son aquellos de naturaleza hereditaria que afectan aun porcentaje relativamente pequeño de la población cuyo diagnostico es complicado `para su detección y causas además de no existir una cura especifica.

También cometemos un error muy típico que se conoce como ignorancia, al momento de desconocer ciertos síndromes que son tan extraños que nos resulta muy poco creíble que estos de verdad existan y se prefiere creer a que es algo creado por el afectado.

Es por esta razón que a continuación mencionaremos algunos de estos síndromes para un mayor conocimiento en esta temática.

Síndrome de Cotard

Es considerada una alteración mental donde el afectado ha llegado a la conclusión de que tiene algo grave, aunque la realidad es todo está en su cabeza.

Lo peculiar de este caso es que no se trata de creer que tiene una enfermedad, sino que se ve más el extremo porque la persona cree que ha muerto es decir sus órganos todo lo que da vida a su cuerpo a dejado de funcionar.

La situación es tan extrema que la persona pierde las ganas de comer con un estado tan fuera de la realidad que siente que está oliendo a putrefacción y hasta se ve gusanos alrededor de su piel, en otras palabras se cree un zombie. Por lo tanto ya no puede morir porque en su mente ya falleció.

Síndrome de Jerusalén

En algún momento si se tiene los recursos económicos se debería visitar tierra santa, sin embargo los turistas corren un riesgo ajeno a los ataques terroristas.

Si visitas la ciudad de Jerusalén puedes terminar padeciendo de alucinaciones donde te crees que eres uno de los elegidos por Dios, especialmente si eres un ferviente seguidor de la religión cristiana o judía.

En este caso el afectado se cree que es un personaje de la biblia llegando imitar a Jesucristo, Moisés, Noé, David o hasta Juan el Bautista queriendo predica la palabra y si es posible realizar bautizos. Llegando a vestirse como personaje de esa época.

Aunque parece algo que no existe ya se han reportado más de medio millón de casos las razones de origen se cree que lo que adolecen este mal puede ser porque los pacientes ya tienen desequilibrios que los han afectado mucho antes de su llegada a tierra santa.

Síndrome de Proteus


También existen enfermedades físicas y aquí entra esta anomalía en particular la cual para tener una idea clara de esto se encuentra la película “El Hombre Elefante” basada en la vida de Joseph Merryck quien sufrió en carne viva este padecimiento.

Esta enfermedad consiste en una alteración genética que genera la deformación de la piel, huesos y demás tejidos llegando incluso a la producción de gigantescos tumores.

Debido a que hay dolencias con síntomas similares no se tiene con exactitud el número de casos que han existido por lo que se considera hasta la fecha dos centenares de casos confirmados.

Hasta los momentos no existe una cura y tampoco es hereditaria solo queda como una mutación genética.